FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN UNLP

ISBN 957 950 34 0658 8

Usted está aquí: Inicio Carpeta 3 Cine El matrimonio de María Braun Acerca del director y su obra

Acerca del director y su obra

 

Rainer Werner Fassbinder es una figura única de la historia del cine y, sin dudas, uno de los artistas más importantes de la Alemania de la segunda mitad del siglo XX. Su obra, directamente vinculada con el así llamado Nuevo cine alemán, sigue siendo una referencia imprescindible para quienes se interesen en indagar en las rupturas que una nueva generación de jóvenes alemanes se propusieron trazar con la sociedad y los relatos legados por sus mayores. Esos jóvenes, nacidos durante la segunda guerra o en los años inmediatamente posteriores, comenzaron a cuestionar sistemáticamente el relato del milagro económico del país, asociado al borramiento brutal del pasado nazi, a la ocupación militar y posterior asociación al capitalismo norteamericano y a la prohibición de volver la vista atrás para trazar sus propias memorias en relación con el pasado de la nación y con los legados contradictorios de sus mayores.

 

Así, la obra de Fassbinder abrió caminos para una nueva mirada de esa Alemania partida, geográfica e históricamente, que era preciso volver a narrar en sus olvidos, sus silencios, sus zonas de sombra y en los trasfondos de esa nueva prosperidad económica que sólo ocultaba parcialmente los conflictos con el pasado sin elaborarlos o someterlos a la crítica. Y si el director se abocó sistemáticamente a esta cuestión en su trilogía del milagro alemán, entre El matrimonio de Maria Braun, Lili Marleen y Lola, también en sus obras dedicadas a su propio presente, asoman siempre las tensiones de un pasado inconcluso, traumático, borroso; como un mal recuerdo de familia que insiste en retornar para que alguien se digne a narrarlo, representarlo, interrogarlo y cuestionarlo. Y ese presente, entonces, sigue siendo de muchas maneras la obra de un pasado que no cesa de acechar en los márgenes y en los motivos más oscuros de sus tramas y de sus personajes.

Fassbinder nació en Bavaria en 1945 y falleció en Münich en 1982. Si consideramos que dirigió su primer film en 1966 –el cortometraje La noche- y que realizó 44 películas a lo largo de su vida, el promedio arroja la cifra de casi tres filmes por año, en los que es insospechable su autoría. Personaje desbordante como buena parte de sus criaturas de ficción, Fassbinder, hijo de un médico y de una traductora, fue abiertamente bisexual y se casó dos veces, incluso en medio de sonadas y tortuosas relaciones con hombres. Su perfil rebelde e iconoclasta le valió ser el centro de toda clase de acusaciones: anticomunista, anti gay e incluso anti semita, una batería de denostaciones incomprobables en su obra que ponían de relieve la antipatía profunda y extendida que su genio y su producción provocaban para las convenciones política y culturales de la época.

Guionista, fotógrafo, montajista, a menudo productor de sus filmes, la intensidad de su vida parece también el producto de una de sus ficciones excesivas e inclasificables. Amante del melodrama clásico, gran admirador de la obra de Douglas Sirk y de Raoul Walsh, como director fue siempre un paso más allá de las referencias clásicas y cultivó un perfil heterodoxo, que fue ganando en complejidad con el paso del tiempo hasta alcanzar niveles de un cierto barroquismo de la puesta en escena, como puede percibirse en el film que analizamos: un virtuosismo al servicio de una representación dramática de gran espesor y densa textura, que puede apreciarse en cada fotograma.

 

null

RAINER WERNER FASSBINDER, O LA INTENSIDAD



La producción de Rainer Werner Fassbinder fue y sigue siendo el núcleo central del nuevo cine alemán, una vertiente tardía de las nuevas olas que ganaron a las cinematografías europeas en el marco de los años dorados de la posguerra y de las rupturas políticas y culturales en el paso entre las generaciones. En parte, podemos comprenderla como la expresión más radical e impactante de ese movimiento, pero sin dudas, debemos también considerarla en su singularidad. Basta ver hoy algunos de sus filmes más importantes y provocadores: La angustia correo el alma, La ley del más fuerte, Lili Marleen, Querelle, para apreciar la presencia de un cineasta cuya mirada sigue sobrepasando géneros, formatos, convenciones y lugares comunes muchas décadas después del estreno de sus obras.

Una filmografía básica

  • El amor es más frío que la muerte (Liebe ist kalter als der tod, 1969)

  • Rio Das Mortes (1970)

  • El mercader de las cuatro estaciones (Der handler der vie jahreszetein, 1972)

  • Las amargas lágrimas de Petra Von Kant (Die bitteren tranen der Petra Von Kant, 1972)

  • La angustia corroe el alma (Angst essen seele auf, 1973)

  • Effi Briest (1974)

  • La ley del más fuerte (Faustrecht der freiheit, 1975)

  • Sólo quiero que me amen (Ich will doch mur, dass ihr mich liebt, 1976)

  • Desesperación (Eine reise ins licht, 1977)

  • Lili Marleen (1980)

  • Berlin Alexanderplatz (miniserie para televisión, 1980)

  • Lola (1981)

  • La ansiedad de Veronika Voss (Die sehnsucht der Veronika Voss, 1982)

  • Querelle (1982)

 

Acciones de Documento